a
Galpones Natales 2022

21 GALPONES UBICADOS EN NATALES NO CUENTAN CON PATENTE COMERCIAL

Este jueves 3 de marzo, vecinos del sector de Huertos familiares se reunieron con la alcaldesa Antonieta Oyarzo para plantear sus inquietudes respecto del gran número de galpones que se han construido en las cercanías de sus hogares y que han significado una serie de inconvenientes para ellos.

“Nosotros les comunicamos que hemos levantado toda la información necesaria,  la que socialicé en el Concejo municipal; queremos decir a la comunidad que estamos regularizando toda la documentación, patentes comerciales y uso y funcionamiento de esta infraestructura industrial, de acuerdo a la ley”, dijo la alcaldesa. Para conocer sobre el funcionamiento de estos galpones se ha dispuesto del trabajo de los funcionarios de Patentes, Inspección municipal, Dirección de Obras y Gestión ambiental. Señaló que actualmente hay 42 galpones en la comuna, infraestructura industrial ubicada mayoritariamente en el sector de Huertos Familiares, 21 galpones no cuentan con patente comercial y 12 galpones no cuentan con permiso de edificación y ninguna autorización de funcionamiento ni patente comercial.

Jacqueline Palma, residente del sector señaló que “durante mucho tiempo nos acercamos a los servicios públicos y a la municipalidad reclamando por la instalación de galpones que acumulaban comida de salmón y diversos materiales que vienen de la zona de pesca, de las salmoneras y nunca fuimos escuchados. Durante años no tuvimos ninguna respuesta y hay vecinos que realmente están afectados, ya que sus huertos tienen plagas de ratones, de gaviotas”. Dijo que desde que esta nueva administración clausuró uno de los galpones “nos dio alas para seguir enviando cartas y reclamando por la situación particular de cada uno y que nos afecta en nuestra calidad de vida”,  a esto suma el mal estado de los caminos, producto del tránsito constante de camiones hacia esos galpones.

Para Marcia Betancourt, quien vio cómo construían un galpón frente a su casa, ha sido un verdadero problema convivir los últimos dos años con vectores, gaviotas, ratones y alto tráfico de camiones de día y de noche, además de la contaminación lumínica. Cuenta que a raíz de las últimas fiscalizaciones se han enterado  que pese a que las autoridades e instituciones que deben velar por el cumplimiento de la ley y las normativas siempre dijeron que estos galpones estaban en regla, “resulta que ahora con la nueva administración nos hemos encontrado con que ellos no tienen patente desde el 2019 y no tenían permiso para nada”. Agregó que “nosotros hemos sufrido por la mala gestión de la administración anterior”. Deslizando además una crítica a las empresas que ocupan estos espacios y que no cumplen la ley.

Luis Cárcamo, vive un drama similar. Cuenta que debe lidiar con plagas de ratones, que incluso se comen los cables, quien dijo que entiende que las empresas deben trabajar pero siempre tomando medidas.

Para los vecinos la idea de estas reuniones con la alcaldesa Oyarzo, es que su calidad de vida vuelva a ser como la de antes.